CIPRESES


Cupressus sempervirens
Cupressus sempervirens

El ciprés (cupressus sempervirens) es un árbol de la família de las coníferas, una de las más antiguas que se conocen. Longevo y enhiesto, el ciprés es un árbol milenario que ha acompañado las representaciones de inmortalidad y valores nobles en diferentes culturas, poseyendo un importante valor estético.

 

Su origen se remonta a la región oriental del mar Mediterráneo, en zonas que hoy ocupan Italia, Chipre o Siria. Se cree que hace unos dos o tres mil años formaba grandes masas forestales en el norte de África, aunque hoy apenas se conservan.

 

El ciprés puede alcanzar los 30 metros de altura. Su copa presenta un aspecto compacto y estrecho, de forma columnar o piramidal, con ramas aplicadas; siendo su madera pesada y duradera. Se trata de un árbol que soporta bien la poda y es resistente ante condiciones adversas, como el calor o sequia, aceptando además las atmósferas contaminadas de las ciudades. Muestra indiferencia en cuanto a la naturaleza mineralógica de los suelos, pudiendo vivir tanto en terrenos ácidos como en básicos, soportando de manera excelente los suelos áridos o compactos.

 

Nos encontramos sin duda ante uno de los ejemplares más utilizados en jardinería, con variedades de considerable valor ornamental. Suele emplearse para formar setos protectores contra el viento, para repoblar, como cortafuegos o con fines decorativos, pudiéndose plantar de manera aislada o formando bellas alineaciones en paseos y parques. Un árbol perennemente verde y erecto que, con su alargada figura, simula alcanzar el cielo.

 

Conoce más y mejor nuestros diferentes formatos en nuestra tienda!